Browse code

Corrección adicional.

Leo Volkov authored on 28/09/2016 20:08:16
Showing 1 changed files
... ...
@@ -95,7 +95,7 @@ En la doctrina de derechos de autor, la *obra* por lo general se entiende como 
95 95
 
96 96
 En el pasado este problema era prácticamente desconocido, ya que el único soporte disponible era el físico y su reproducción por parte de terceros era imposible o económicamente inviable, por lo que la *obra* guardaba una relación estrecha con su *soporte*. Sin embargo, en los nuevos contextos digitales, por lo regular es posible la *fijación* de la *obra* en diversos soportes o formatos. Un ejemplo sería una novela que no solo puede plasmarse en impreso, sino también en formato digital, ya sea como texto o como audio.
97 97
 
98
-En la industria del libro son pocas las entidades editoriales que tienen inetrés en todos los soportes disponibles de una misma *obra* o contenido. Y son menos las que tienen las capacidades técnicas o económicas para poder ejecutar la *obra* en todos los soportes posibles. Esta situación no solo está presente en esta industria, sino en el quehacer cultural en general. Quien se atribuye la autoría no debería tener la limitación de ceder *todo o nada* a quienes pretenden editar o producir cierto contenido. El concepto de *obra* no puede restringirse a su *soporte*.
98
+En la industria del libro son pocas las entidades editoriales que tienen interés en todos los soportes disponibles de una misma *obra* o contenido. Y son menos las que tienen las capacidades técnicas o económicas para poder ejecutar la *obra* en todos los soportes posibles. Esta situación no solo está presente en esta industria, sino en el quehacer cultural en general. Quien se atribuye la autoría no debería tener la limitación de ceder *todo o nada* a quienes pretenden editar o producir cierto contenido. El concepto de *obra* no puede restringirse a su *soporte*.
99 99
 
100 100
 Además, la *obra* presenta un problema de determinación. ¿Cuándo se considera que algo es una *obra*: cuando una persona termina de plasmar cierta idea o cuando se produce y edita un contenido para generar un material final? Si es el primer caso, carece de sentido cualquier tipo de edición que no sea la autoedición. Si se da el segundo caso, entonces no solo la persona que plasma inicialmente la idea, sino cualquier otra persona implicada en su edición, compartiría de igual forma los derechos de autoría. Que la cultura sea libre y compartida acarrea que cualquiera tenga los mismos derechos de acceso a esta. Sin embargo, esto no implica que cualquier persona se considere «creadora» de cierto contenido. Tal vez una aproximación al punto medio de este problema sea ver a la *obra* no como un *producto*, sino como un *proceso* para llegar a un elemento final.
101 101